Crónica del Cañamazo 2018

Por Lidia y Oscar Barrera; Teresita y Eduardo Dedomenici.

Casa Betania, La Falda, Córdoba.

Entre el viernes 25 y el domingo 27 de mayo se llevó a cabo el Encuentro de jefes y representantes de Cursos de la Federación de Familias de nuestro país, Argentina. En un hermoso predio ubicado en una colina, con vista panorámica a la ciudad de La Falda, se encuentra la Casa Betania que nos albergó cálidamente en esos días.

Concurrieron muchos matrimonios, varios de ellos con sus hijos pequeños, representando algo más de 30 Cursos de los 46 de que consta la Federación de Familias de Argentina.

También estuvieron presentes matrimonios educadores de Cursos que tuvieron su propio encuentro en el mismo lugar, lo que hizo posible el compartir las comidas, oraciones y momentos de esparcimiento.

Nos recibió el Consejo Territorial integrado por Maria Inés y Mario Martínez, Huerto y José Sánchez, Graciela y Juan Klobovs, y Carla y Javier Ceballos. Y los Asesores, Hermana María Pilar y Padre Ludovico nos dieron sus conferencias educadoras y motivadoras.

Todo giró en torno al lema del año: «Familia Santa, fuego del Padre» y sobre cómo queremos prepararnos para vivir el Aniversario de los 50 años del Padre Kentenich a la Casa del Padre y del 100º Jubileo de Horde.

Los desayunos, almuerzos y cenas en comunidad fueron motivo de intercambio y conocimiento entre hermanos, algunos de los cuales se veían por primera vez.

 

En la capilla de la Casa se armó nuestro Santuario de encuentro, donde ocupó un lugar especial un libro con fotos de nuestros hermanos federados ya fallecidos.

 

La primera Charla Taller la dio la Hermana Pilar en la tarde del viernes 25, con el tema: «El mensaje del PK sobre la santidad de la familia, hoy». Dejándonos frases muy interesantes para la reflexión y el diálogo matrimonial. Tales como, la familia santa se apoya en tres pilares: la autoridad de los padres, los hijos como centro del amor, los padres e hijos como vínculo de amor. Debemos ser plenamente hijos para ser plenamente mujer, hombre, madre, padre. La autoridad paterna, recíproca y compartida entre padre y madre, es servicio. ¿Qué sirena, qué alarma puede estar sonando en nuestra relación? ¿Cómo es el trato entre nosotros? ¿Genero costumbres, ritos de familia, que contengan, que unan? Podemos pedirle a la Virgen el don, la gracia, de una paternidad abarcadora, donde tengamos el arte de leer en las almas, de percibir, de saber escuchar, de dialogar y de saber comprender. Es importante aprender desde la infancia a amar en forma natural. El Padre Kentenich nos deja su «manto de profeta», aunque hoy podríamos decir su «fuego de profeta».

También se hizo una motivación sobre la fecha patria con la participación de algunos hijos pequeños.

A la tardecita, después de la merienda, tres matrimonios de Cursos de edades diferentes, el 1º, el 28, y el 39, dieron su testimonio de federados respecto a sus «Vivencias comunitarias de cómo la santidad de unos sostiene la santidad de otros». Fue un momento rico y emotivo en que se contaron fuertes experiencias vivenciales.

 

El día viernes terminó con la Santa Misa, la cena comunitaria y la Oración de la noche.

El sábado después de la oración y el desayuno compartido, el Padre Ludovico nos dio una charla acerca de «¿Qué nos diría el P. K. en los cien años de su jubileo?»

 

  • En primer lugar nos diría que nos quiere ayudar a ver lo que tenemos, lo que hemos conquistado y nos agradece el compromiso, el esfuerzo y la fidelidad ante los grandes desafíos del tiempo actual. Schoenstatt necesita siempre ser refundada y nosotros somos los que refundamos en orígenes y tradición adaptándonos a los desafíos de nuestro tiempo.
  • En segundo lugar, nos diría que tiene una predilección por los argentinos. Estuvo muy cerca nuestro, bendijo personalmente el Santuario Nacional de Florencio Varela el 20 de enero de 1952. El símbolo nacional de la Federación argentina es Nazaret, corriente de que entre nosotros haya verdaderos padres. En nuestra Flia. todo gira en torno a Dios. En nuestra vida cotidiana ponemos a Dios en el centro y el Santuario es símbolo de fé, unión y victoria. Argentina es muy federal culturalmente y la Federación de Flias. es signo de que esa identidad puede hacerse en todo; somos como un laboratorio de que se puede. En la misión nacional es Nazaret como Reino mariano del Padre. Queremos renovar nuestra vocación y misión y construir Nazaret como Familia del Padre. «Lo que falta a nuestro tiempo son nuevos y grandes santos, o por lo menos, hombres nuevos, íntegros que se renueven en su interior». La santidad es el único dique que puede parar el aluvión cultural que se viene.. el tsunami cultural que se viene. Para el P.K. la santidad se expresa en la vida de Alianza y en su plenitud en la Fe práctica en la Divina Providencia. Nuestra vida de Alianza está iluminada por nuestra FPDP. Alianza en la plenitud de la entrega a la voluntad de Dios. Sí, Padre. Eso es lo que vive un schoenstattiano pleno. En el fondo, Schoenstatt es muy simple. Tratemos de vivir la AA en la FPDP plenamente, sin vueltas. Tenemos muchas razones para amar y por amor estoy dispuesto a todo. Estemos dispuestos al Poder en Blanco y a la Inscriptio, sin miedos y con confianza. Tomemos en serio el Poder en Blanco y la Inscriptio: eso es lo que nos dice el PK, es lo que le va a dar velocidad a la Federación.
  • En tercer lugar el PK dijo que él escuchó que la Mater le juró a Dios que nunca lo iba a abandonar. «Ella nunca me va a abandonar, porque se lo juró a Dios». Y al día siguiente se entrega y va al búnker cuatro semanas y luego al campo de concentración. Allí descendió a los infiernos, pero no se volvió loco. Dijo que fue el mejor retiro de su vida. Dónde estaba su fuerza? En su fe y en su convicción de que la Mater no abandona a sus instrumentos. Esa libertad interior es la que el PK quiere para nosotros. Ser libre es la capacidad de tomar una decisión por cosas permanentes y realizarla, cumplirla. Y decidirme por un Dios misericordioso y poder decir “ que se haga tu voluntad” es un aporte muy importante a la cultura actual porque hoy no hay muchos seres así. Aprendamos a sentarnos en el trono de Dios como hijos, en su regazo. El mejor regalo que podemos hacerle al PK es cumplir su deseo; “ tomen en serio su aspiración a la santidad”
  • La cuarta cosa que el PK nos diría es: Mi testamento es que sean fieles a la Mater. Mi preocupación es que se preocupan demasiado. Y lo dijo en la Alemania nazi del 41!!! Tomen en serio que la Mater es nuestra Reina y que Dios es misericordioso, y no se preocupen demasiado

 

La charla del Padre Ludovico nos dejó preguntas e inquietudes para el diálogo matrimonial y para el trabajo comunitario que se realizó luego, en un taller sobre «¿Qué le regalamos al PK para los 100 años de Horde?», para el cual se formaron 5 grupos donde todos pudieron expresarse y luego compartir las ideas en el plenario.

 

Luego del almuerzo y un breve descanso, un taller vivencial sobre la Vida del Padre, nos acercó aún más a la figura de nuestro fundador.

 

Más tarde en nuevos grupos,  jefes de los primeros cursos y jefes de cursos más jóvenes, pudieron intercambiar experiencias concretas y anécdotas de vivencias y cercanía espiritual con el Padre fundador, siendo también éste un momento muy rico del Cañamazo.

Ya a la tardecita se formaron nuevos grupos para que Cursos en etapas similares puedan hacer su intercambio y compartir experiencias sobre el estilo de vida de sus respectivos Cursos y aspectos que hacen a la realidad del momento que están viviendo.

Luego de la Santa Misa y de la cena, un Padre Kentenich muy bien personificado por Jorge Luis Bravo, nos trajo el fuego del Padre para encender todas las velitas para cada matrimonio, y así encendidos y con alegría después de la vivencia del Fuego del Padre, compartimos el fogón donde no faltaron los bailes que reunidos por grupos tuvimos que practicar primero, y luego hacer cada grupo su show de video clip. Fue un momento descontracturado y divertido en el que participaron todos los hijos  pequeños.

La acostada tarde, no impidió el madrugón del día domingo para reunirnos en la Capilla con la Oración de la mañana. Luego el matrimonio Pretel nos dio su taller con audiovisual «Con tu fuego Padre, encender y defender la vida» y nos animaron a representar por grupos, escenas de la vida diaria donde se contraponen virtudes y valores personales y familiares. Allí cada grupo tuvo que emplear su imaginación y sentido del humor para hacer una teatralización de breves minutos… que permitió descubrir algunos buenos actores y actrices.

 

Con la Santa Misa de envío terminó el Cañamazo antes del almuerzo, y todos nos despedimos alegres y reconfortados hasta el próximo Encuentro, sabiendo que todos nos llevábamos la misión de motivar a nuestros respectivos Cursos en la tarea de ser testimonios de santidad de la vida diaria, de dar nuestro «Sí, Padre» cada día a los acontecimientos que se nos presentan y de fomentar, de ser posible y de acuerdo a la etapa vivencial de cada persona y Curso, una corriente de Poder en Blanco y de Inscripcio como regalo al Padre Kentenich en estos jubileos del 2018 y 2019.

 

Unidos en nuestros Santuarios filiales y del hogar rezamos juntos:

“Danos hoy tu FUEGO PADRE, para ser FAMILIA SANTA”

 

 

1 Comentario

  1. Queridos hermanos gracias x tan linda crónica, posgustando un encuentro tan rico y fecundo.
    Recemos especialmente x nuestra querida y dolorida Argentina
    Juan y Techi Pretel

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*