Vivencias de un encuentro

Queridos Todos:

                               Siguiendo el ejemplo de nuestro querido Jorge Day vamos a tratar de contar nuestras vivencias en el Encuentro de Federación de Familias en Chile, el 26 y 27 de Mayo pasado. Este viaje comenzó para nuestro curso Contigo varios meses antes.  Ni bien nos enteramos de la realización del Encuentro, pensamos que lindo sería hacerlo todos juntos como curso. En estos casi 30 años de vida de curso hemos compartido muchas cosas pero nunca un viaje así, con el aditamento de participar todos en un Encuentro Internacional de Federación de Familias.

Y el día llegó, el viernes 25 bien temprano, partimos de Aeroparque rumbo a Santiago. Éramos 15 adolescentes (léase adultos mayores) que partíamos en viaje de estudios…en realidad 16 ya que Carlitos Cornacchia iba con nosotros  en nuestro corazón… a encontrarnos con otros hermanos federados del resto del mundo. Al mediodía nos esperaban el curso nº 1 de Chile y un matrimonio del curso nº 1 de Ecuador para compartir un almuerzo,  excelentemente preparado por los dueños de casa, Kiki y Guillermo Tagle, que viven al lado del Santuario de Bellavista…QUE LUJO!!!!

                           Luego de una larga sobremesa concretamos la ansiada reunión de los primeros cursos que duró hasta la nochecita. Después de la presentación de rigor de cada uno, fuimos  contando la experiencia de los comienzos de la Federación en cada país. Por orden de ubicación, comenzamos los argentinos contando los sueños que habían tenido Marisa y Marcelo Bulfón de fundar Federación en  nuestro país  en una larga charla que habían tenido con Rodrigo Ossandóm (Curso nº 1 – Chile) en el año 1974. Cuánta emoción en Marcelo al ver concretado su sueño…. y así seguimos con las presentaciones… hasta que los matrimonios chilenos comenzaron a contar sus experiencias de fundadores en Chile y cómo conocieron, muchos de ellos, al Padre Kentenich y a Mario Hiriart, del cuál algunos fueron compañeros de grupo.

                         Cada uno de ellos iba relatando su historia personal y matrimonial y su vinculación con el P.K. y con Mario. Fluían anécdotas, historias, vivencias, recuerdos de cada uno de ellos, de la fundación del Santuario de Bellavista y de cómo se fueron a vivir alrededor del mismo, cual  verdaderos custodios de la Mater. QUE EMOCIÓN ESCUCHAR TODAS ESAS HISTORIAS!!!!!!!!! Un verdadero regalo sentir en vivo y en directo  a los protagonistas de esa historia.  Luego de esta bendecida reunión, donde los cursos de Chile y Argentina mostramos las banderas de curso, (como dos hinchadas de fútbol…pero con objetivos totalmente diferentes…), salimos de la misma pesando QUE REGALO NOS HABIA HECHO LA MATER!!!!!!. Nuestros hermanos chilenos… nos habían regalado sus tesoros espirituales, nos habían transmitido su herencia… Ahí comprendimos la frase TU HERENCIA, NUESTRA MISION!!! Ese tesoro… esa herencia… no puede quedar en nosotros solamente. Nuestra misión es llevarla a la Iglesia  y el Mundo.

                            El viaje y el esfuerzo de llegar hasta ahí, había tenido su premio… y aún no había comenzado el encuentro… quedaba mucho más. El sábado 26 se inicia el Encuentro con la acreditación de los participantes y la Misa, previa entrada de las banderas de los países federados (La bandera argentina la llevaban Andrea Day y Horacio Bresca – Curso 28). Luego vinieron las exposiciones, los trabajos en comisión, el recorrido de las huellas del Padre (bajo una fuerte y continúa lluvia), las comidas, los momentos de meditación, el fogón. Brillante la canción preparada por los Palma- Curso 26 y la interpretación del grupo argentino que la cantamos con el corazón, arrancando aplausos en medio de las misma.

                          Todo perfectamente organizado por los hermanos federados chilenos, respetando los horarios,  el material de todo el encuentro entregado en forma de libro traducido en tres idiomas, los regalos para los participantes y muchas cosas más… pero lo más importante…  el cariño y amor que pusieron en la preparación y en la ejecución del Encuentro. No hay palabras para agradecer las atenciones y mimos que hemos recibidos de ellos… SIMPLEMENTE MUCHAS GRACIAS HERMANOS CHILENOS!!!!

                        Seguramente se preguntarán qué nos llevamos de este encuentro…  Son muchas cosas y difíciles de poder transmitir en unas pocas líneas y no es fácil contar las vivencias que llegan tan profundamente al espíritu y al corazón. El encuentro con los hermanos chilenos del 1er curso fue una de ellos, como les habíamos contado antes, pero también el trabajo en comisiones y las comidas, donde uno se encuentra con federados de otros países que tienen la misma sintonía, las mismas aspiraciones, anhelos y deseos de transformar el mundo y aspirar a la santidad con las mismas limitaciones nuestras. El encuentro con un matrimonio chileno que estuvo 15 días con el P.Kentenich en Milwaukee y escuchar sus experiencias con el Padre, los relatos de la Hna. en el Santuario Cenáculo contando su historia y como el Padre colocaba su carta del 31 de mayo en el altar, o el relato de un compañero de estudio y del movimiento de Mario Hiriart contando su historia de vida en su tumba. (Estos dos momentos están filmados)

                  También nos llevamos la riqueza de las 4 exposiciones que se brindaron con una muy buena metodología de trabajo y una profundidad en el contenido de las mismas (sugerimos leerlas). En este punto queremos felicitar al matrimonio Ceballos, del curso 22 de Paraná, por la exposición que presentaron por la Argentina FELICITACIONES!!!!! Y si tenemos que seguir felicitando y agradeciendo, además de nuestros hermanos chilenos, que estuvieron bárbaros en su tarea de anfitriones, queremos agradecer a la Dirección Internacional y a cada una de las Direcciones Territoriales por todo lo que han trabajado para este 1er. Encuentro Internacional de Federación de Familias, tan anhelado por muchos y que nos permite decir: ¡¡LA INTERNACIONAL, UNA REALIDAD HOY!!

                Por último queremos agradecer a la Mater la posibilidad de haber participado en este Encuentro Internacional como curso CONTIGO. Ver la emoción y alegría de cada uno de los hermanos de curso por estar  en el mismo, es un regalo muy particular y emocionante, que nos anima a decir nuevamente: ¡¡SI PADRE, VAMOS CONTIGO!!

 

Lilita y Carlos Ricciardi

Por Curso Contigo

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*