Retiro anual

Mendoza 5 y 6 de mayo de 2012

Sábado 5 de mayo
Reunidos en la capilla, nos trasladamos espiritualmente al santuario de La Puntilla, como santuarios vivos, siendo hogar, para el mundo. Rezamos nuestras oraciones matinales y concluimos con la oración de peregrinación al 2014 : “pedimos fuerza para plasmar una cultura de Alianza en nuestro mundo y educarnos para ser misioneros de este siglo…”
Una vez reunidos en el salón, el Padre Juan Pablo , comienza su charla , reflexionando sobre los signos del tiempo.

1°) En primer lugar el Papa ha hecho una convocatoria por el Año de la Fe y, en este contexto nos dice: “No se es cristiano por una decisión ética ni por una idea , sino por el encuentro con un acontecimiento, con una persona que nos abre un horizonte, una postura(orientación) , frente a la vida.”
La fe no es solo creer en lo que no se ve con la inteligencia ayudado por la gracia; es creer con toda mi existencia. Cristo no dijo: ”Piénsenme”, sino “Síganme”. La fe es un acto existencial ( un salto mortal de la inteligencia, de la voluntad, del corazón).El objeto de la fe, es creer en el Dios vivo (Divina Providencia); fe viva en el Dios vivo. Cómo la vivimos y cómo la transmitimos.
El 29 de setiembre de 2011, el Papa, en Alemania ( en la ciudad de Lutero), en el documento “Puerta de la Fe” dice: “No son las tácticas ni las estrategias las que van a salvar al cristianismo, sino una nueva forma de pensar y vivir la fe, por la cual Cristo-Dios se haga presente hoy.
Terminada esta primera charla, el Padre propone que los matrimonios trabajen la siguiente temática:
LA MIRADA HACIA EL AÑO PASADO
° ¿Qué regalos nos hizo la Mater?
° ¿Qué dificultades o penas tuvimos?
° ¿En qué crecimos, en qué aflojamos?

LA MIRADA HACIA ESTE AÑO
° ¿Qué situaciones o desafíos nuevos se nos presentan?
° ¿En qué queremos crecer, renovarnos?
° ¿Qué metas nos proponemos, qué actitudes y/o propósitos podemos cultivar?
Después de disfrutar del diálogo matrimonial en ese entorno otoñal de Lunlunta, el Padre retoma su charla:
2°) El segundo gran signo de los tiempos es el Santuario. Estamos en camino, en peregrinación al 2014. El peregrino lleva una mochila ligera “para hacer camino”. Sigue una huella, está expuesto a la intemperie; no está quieto, tranquilo, ni seguro; tiene total dependencia de la Divina Providencia.
El Padre Juan Pablo hace una reseña de la historia de cómo se cede el Santuario original por parte de los palotinos.
Reflexiona acerca de los frutos de estos 100 años de la alianza, en las corrientes del Santuario, del Padre, de la Familia y de las misiones que determinan a su vez el año del Padre, del Santuario… y el lema del año: SANTUARIO VIVO HOGAR PARA EL MUNDO.
¿Qué es un santuario?
El fundamento teológico, en general, dice que es la voluntad de un dios que quiere habitar entre nosotros. Los santuarios son lugares marcados por la presencia de Dios.
Refiere una reseña sobre la casa de Dios y los templos en el Antiguo Testamente y en el Nuevo : “destruyan el templo y yo lo reconstruiré en tres  días…” “…se rasgó el velo del templo…”
El templo es igual a iglesia, las personas somos Templo del Espíritu Santo.
El segundo intervalo de la charla nos plantea para la reflexión :
SANTUARIO VIVO: DIOS CON Y EN NOSOTROS
° ¿Cómo vivo mi condición de “santuario vivo” habitado por la Santísima Trinidad? ¿Cómo cultivo la conciencia de “Dios en mí”, de que es “Cristo quien vive en mí”, que el Espíritu Santo me habita y me llena, y un estilo de vida correspon- diente?
° ¿Cultivo mi vínculo con el “Dios del corazón”, aseguro a través de mi HE ese vínculo permanente con Dios, ese espíritu de oración constante, de vivir en la presencia de Dios?
° ¿Honro y cuido el cuerpo como santo por la habitación de Dios en nosotros?

Sábado por la tarde: EL SANTUARIO: EL MISTERIO DE SCHOENSTATT.
Dios está en todos lados; pero quiere estar especialmente en algunos lugares porque conoce la naturaleza humana, que él mismo creó y sabe que necesitamos signos sensibles y palpables de su presencia: Dios para nosotros, con nosotros y en nosotros.
¿Qué es lo propio del Santuario de Schoenstatt? ¿Qué tenemos en común con otros?
Todo santuario, según el derecho canónico, debe reunir las siguientes características:
1°- Es un lugar santo dedicado a algún santo o a la Virgen.
2°- Tienen origen en un acontecimiento fundacional, extraordinario, que no tiene nada que ver con la lógica pastoral. Es una iniciativa divina.
3°- Es un lugar de peregrinación.
4°- Es un lugar de gracias.
En Schoenstatt se cumplen las cuatro características.
La originalidad, la diferencia fundamental de nuestro santuario, la condición:  es el Capital de Gracias, la Alianza, …Nada sin ti…Pruébenme con hechos…
El Santuario es tal, en virtud de la Alianza que se selló y a partir de los Capitales de Gracias que la familia aporta.
¿Qué consecuencias trae esta condición? En primer lugar, el Santuario debe estar inseparablemente unido a la familia, no hay uno sin otro (y a la inversa) y, en segundo lugar, el Santuario crece o decrece (como la misma familia).
Las preguntas para la reflexión matrimonial fueron:
° ¿Cómo cultivamos nuestra vinculación al Santuario filial?
° ¿Aporto  conscientemente contribuciones al Capital de Gracias?
° ¿Cuál es mi/nuestra experiencia concreta de las Gracias del Santuario?
° ¿Tenemos también experiencias de haber transmitido a otros las gracias del Santuario a través nuestro?

VÍNCULO ENTRE SANTUARIO Y FAMILIA. NUESTRO MATRIMONIO Y FAMILIA COMO SANTUARIO VIVO.
El P. Juan Pablo recuerda los principales momentos del origen de Schenstatt y cómo a través del testimonio de los jóvenes, de la primera generación, va surgiendo ese amor por la capillita; y, poco a poco va cobrando importancia “la capillita”, la consagración bilateral…
En el año 1930, ya se habla de Santuario. Pero la palabra que estuvo desde un comienzo fue Capital de Gracias.
Más tarde, con las primeras hermanas en Uruguay, surgen los Santuarios filiales. El P. Kentenich se convierte (después de Dachau) en un gran canciller de la Virgen. Por donde va, van surgiendo santuarios.
En Milwaukee, a fines de los 50, surge el tema del Santuario Hogar.
Por el sacramento del matrimonio, los esposos, somos transformados en un santuario vivo del amor de Dios, en una iglesia doméstica (Santuario del amor y de la vida, según Juan Pable II).
La importancia del Santuario Hogar, hay que verla en el contexto de hoy, de la actualidad. Frente a una cultura secularizada, si Dios está en la familia, está en la sociedad. Dios debe ser familiar, debemos “familiarizarnos” con Él. Dios no es parte de nuestra familia si no está en casa.
El Santuario Hogar es la revolución cultural más grande de la historia. Dios en todos los ámbitos (El circuito mariano según el P. Esteban).
Recordar que el S.H. debe “cultivar” su “vida”, pues puede crecer o decrecer.
Reflexionamos:
° ¿Cómo cultivamos la vida de nuestro Santuario Hogar, aportamos al CGr., tenemos nuestros “ritos”, cómo podríamos mejorar?
° ¿Cómo vivimos nuestro matrimonio como Santuario vivo, el uno para el otro?
° ¿En qué cosas experimentamos nuestra familia como “Iglesia doméstica”?

Participamos luego de un acto de Adoración Eucarística en la capilla. Un acto imprescindible, como el aire para respirar. Todos juntos , pero personalmente, al descubierto, en tus manos, en comunión, agradecidos, fortalecidos … “solo de una íntima comunión contigo surge la auténtica, eficaz  y verdadera acción apostólica”.
A continuación vivimos la misa. Llenos de alegría, alabamos la palabra del Señor.
Después de la cena, volvimos a reunirnos en la capilla para depositar en las manos del Señor las fatigas, las luchas y las alegrías,  todo. El universo entero, con gozo, glorifique al Padre, le tribute honra y alabanza por Cristo, con María.


 Domingo 6 de mayo
El P. Juan Pablo comienza su charla con una reflexión acerca de la evolución del pensamiento del P. José: cómo tuvo una claridad especial, una continuidad con ciertas imágenes, que se le quedaron grabadas, y luego pudo transmitirlas con fidelidad y fuerza (Alianza de amor, Santuario, …”a la sombra del Santuario…”, “…no podríamos realizar acción apostólica más grande para el futuro….María se establezca y actúe desde aquí…”).
La idea es santuarizar nuestra propia vida y el mundo, una cultura de alianza.
Nuestra espiritualidad es marcadamente apostólica, un rasgo esencial es la instrumentalidad. En realidad se trata de tres momentos ( o efectos) del amor: el amor une, transforma y nos proyecta.
      

el amor
espiritualidad
tres gracias
P. Kentenich
unitivo
alianza
cobijamiento
alianza
asemejativo
santidad de la vida diaria
transformación
fe en la Divina Providencia
proyecta
instrumentalidad
envío
conciencia de misión

 

 

El Santuario es fuente de envío, fecundidad. Se dio cuenta con los santuarios filiales.
En el año 33, el P. K. propone un año del Santuario, y este es el primer antecedente de pastoral de santuario.
En su visión del mundo, tiene una perspectiva histórica, ve el comienzo de una nueva época. El futuro está en Latinoamérica; son pueblos más sanos, no contaminados por el mecanicismo. Por eso se queda aquí, desde el 48 al 52.
Tal vez, la misión salvífica no recaiga en un solo pueblo, sino en una elite internacional, sana y bien formada; comunidades que tengan por capitales a sus santuarios (centros de atracción e irradiación, espirituales y de misión).

CONCLUSIONES
–    Resultó positiva la distribución de los tiempos, hubo tiempo para dialogar entre los esposos.
–    Existe una necesidad de que todos los Cursos de Federación se conozcan e interactúen.
–    La necesidad de comunicación y el anhelo del encuentro dificultaron el espíritu de silencio.
–    Surgen propuestas de renovación de los Santuarios Hogares.
–    Muy buena la organización.
–    Como federados (soldados dispuestos) debemos conformar un  plan estratégico.
–    Peregrinar al Santuario.
–    Esforzarse con el Capital de Gracias.
–    Cómo ayudamos a nuestros hermanos de San Juan y de San Rafael a construir sus santuarios.
–    Recurrir a la adoración.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*