Cuarto capítulo.

La Plata. Carlos Barbagallo. 19 y 20 de noviembre de 2011

La primavera platense se empecinó en hacerse notar. La alta temperatura sumada a la famosa humedad que, como dirían nuestros abuelos hacen pesar las piernas, estampaban las  caras de los federados.
  Un capítulo más, el cuarto, aparte del fundacional que se hizo allá por el año 1998.

Lo hicimos en City Bell, en el Colegio Esquiú.
Patricia y Luis comenzaron con una oración. Cada uno de nosotros dio su presente con un “Aquí estamos”. Y sí…, nuevamente   nuestro sí a la Federación que tantas veces nos pesa, que otras nos agobia pero es el terruño en donde otras tantas encontramos la felicidad.

Miramos atentamente un video motivador de una artista, bailarina ella, con un fuerte compromiso social. Nos enseñó que la fuerza transformadora para cambiar el mundo está en la comunidad. También nos dejó la enseñanza que cada uno de nosotros es importante pero lo realmente importante es que formamos parte de algo mucho más importante que nuestras individualidades.
Recorrimos brevemente nuestra historia regional pero nos alcanzó para ver la generosa   mano de la Providencia en cada uno de nuestros hermanos.

Trabajamos en comisiones para ahondar los lineamientos para los 3 próximos años.
Y la primavera, luego de un respetuoso debate, empecinada en hacerse notar, dio sus hermosas flores.
La primera flor es apoyar a la comunidad de Rauch camino a la construcción del futuro Santuario.
La segunda es revitalizar el cultivo de nuestro espíritu. Y la tercera flor, para completar un pequeño ramito para la Mater, es que queremos refundar desde el Santuario.

El domingo nos reunió en torno al Santuario de la Liberación para celebrar la Misa. El salto de calidad en la región, según el P. Juan Pablo, son las entonadas voces y guitarras del curso 26 que todos agradecemos y gozamos después de tantos años de desencuentro vocal-auditivo.

Llegó el tiempo de la elección de los nuevos jefes regionales y consejeros. La Mater nos regaló para este período, camino al 2014, a Nancy y Guillermo Mariano, jefes, a los Ales Marcatili como 1ros consejeros y a María Ana y Marcelo (h) como segundos consejeros.

Les agradecimos especialmente por la labor realizada a los jefes y consejeros salientes y nos fuimos a casa con la convicción que fue un capítulo distinto. Que la etapa estatutaria y normativa pasó. Que es la hora de crecer, aún más en comunidad, porque nuestros frutos son necesarios. El tiempo nos urge y el mundo nos espera.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*