Crónica de la jornada de inicio 2011

El día sábado 12 de marzo realizamos nuestra 1º Jornada de Inicio desde que somos Región Autónoma.
Fue un día de mucho calor exterior, pero también de una gran calidez en los vínculos.
Comenzamos a las 11,00 hs con la Eucaristía, en la casa de la Familia. Fue celebrada por el Padre Martín Aversano, perteneciente a un curso de federación de diocesanos, que nos motivó fuertemente a luchar seriamente por nuestra comunidad, tomando como punto central la aceptación del hermano como camino de santidad y nos instó a trabajar en la unidad para formar una región sólida, como quería nuestro Padre.
En la Misa ofrecimos las fotos de todas las familias de la Región como signo de unidad y los estatutos que se aprobaron el año pasado, encuadernados para cada matrimonio.
Después de la Misa, peregrinamos hasta el memorial del Padre y allí fuimos nombrando a cada matrimonio, ubicando la foto correspondiente en una red y entregamos el estatuto, mientras se cantaba: “Padre, tu herencia nuestra Misión…” Con este signo quisimos poner a todas las familias en una fuerte red de vínculos, en manos del Padre Fundador, uniéndonos a su carisma, a su misión, con la fuerza de una nueva comunidad, la de nuestra Región naciente, en el año del Padre.


Después de este signo, que fue muy profundo para todos, pasamos al almuerzo, donde compartimos la vida, y disfrutamos de encontrarnos todos los federados.

Seguidamente del almuerzo, pasamos al salón, donde los jefes regionales motivamos a partir de las líneas del año: “ La misión del Padre nos quema el alma ”, “ Herederos del Padre, Profetas de la vida ” y todo esto unido al espíritu de Hoerde. En este año del Padre, estamos fundando nuestra Región, en camino a los 100 años de la Alianza de amor. ..

En un segundo momento Claudio Mondada habló de la importancia de los grupos de CO, refrescando el sentido que el Padre le daba a la doble membralidad y la riqueza que esto trae aparejado en el crecimiento de la región.

Pasamos después al trabajo en grupos, donde estaban todos mezclados, por colores, y se trabajó sobre expectativas, y necesidades respecto de la CO y también sobre los sentimientos que despertaban en cada uno ésta experiencia de formar nuevos grupos de Comunidad oficial. Las conclusiones fueron muy ricas y variadas, coincidiendo la mayoría en la alegría que significaba poner en marcha la Región de ésta manera.

Por último, se anunciaron los nuevos grupos de CO, los cuales se reunieron, eligieron jefes, y acordaron fechas y modalidad de trabajo para el año.

Concluímos la Jornada con la poesía de Zeppefield, de la Jornada de Hoerde, en forma de oración final, poniendo en manos de nuestra Madre todo lo trabajado y acordado.

Fue un día de mucho trabajo, intenso,  donde se pudo vivenciar con mucha fuerza el entusiasmo, la alegría y los deseos de fundar una Región con cimientos sólidos, que nos permita crecer en profundidad y en número, de la mano segura de nuestro Padre, cuya presencia se sintió en todo momento.

“Padre, contigo construímos la Región del NOA”

                                                                                                  Huerto y José Sánchez

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*