1° Congreso Teológico Padre José Kentenich

Por María del Huerto Matías de Sánchez.

Entre los días 11 y 14 de octubre se llevó a cabo en la ciudad de Santiago de Chile, en el Santuario de Bella Vista, el Primer Congreso Teológico Padre José Kentenich, en el marco de los 50 años de su partida.

Gracias a la Mater tuve la oportunidad de participar de este encuentro. Fue una experiencia muy valiosa, con un cúmulo de aprendizajes y vivencias que me llenaron el alma y el corazón. Vivencias que me confirmaron una vez más, el orgullo de ser hija del Padre, de un Padre Santo, Profeta, y sobre todo hombre, hijo de su tiempo, que se dejó sanar sus heridas por la Mater para que el Espíritu obre de manera excepcional y nos regaló un mensaje tan actual y genial que nos sigue asombrando.

Somos herederos de su pensamiento, de su visión profética, pero sobre todo de su amor por el hombre y por la Iglesia.

En el Congreso expusieron personas sumamente estudiosas, conocedoras del Padre, que nos regalaron su saber y sus preguntas, que nos incentivan a seguir pensando, investigando y haciendo conocer la riqueza de su Obra.

Se trabajaron distintos ejes temáticos:

  • La biografía de José Kentenich
  • Su visión antropológica
  • Historia y signos de los tiempos
  • Eclesiología

Las conferencias tuvieron un excelente nivel, con expositores de lujo, como el P. Juan Pablo Catoggio, el P. Angel Strada, P. Mario Romero, otros sacerdotes y Hermanas de María, laicos y académicos, schoenstattianos y de otras congregaciones. De cada conferencia surgieron muchos interrogantes que motivan a seguir estudiando.

Éste es el primer congreso que se realiza con esta intención, de intercambiar investigaciones y experiencias en torno a la figura del Padre Fundador. Sería muy bueno que, en el próximo, la presencia de nuestra Federación sea más numerosa, y que podamos aportar nuestra mirada y nuestro amor al Padre.

Los invito a leer las conferencias y/o ver los videos que están subidos en la página del congreso ( www.congresoteologicokentenich.cl). En nuestro camino al centenario de Hoerde viene muy bien meternos de lleno en el pensamiento de nuestro Padre, para ser cada vez más

                                    FAMILIA SANTA, FUEGO DEL PADRE

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*